Volver a la versión gráfica   |   ¿Por qué una versión para discapacitados?   |   Menú de contenidos

ESCUELAS DEL CONSUMIDOR


Prevenir la obesidad infantil


Volver al inicio

Portada > ¡Quiero adelgazar!

¡Quiero adelgazar!

¿Te pasas el día contando las calorías de todo lo que comes? ¿Lo has probado todo para mejorar tu aspecto, pero sin éxito? ¿Estás al día de todo lo que se oye sobre dietas y productos destinados a perder peso?
Si quieres saber cuántos kilos te sobran, cual es tu peso ideal, y si necesitas adelgazar y no sabes cómo hacerlo, aquí descubrirás cómo conseguirlo sin pasar hambre ni dejar de comer, y lo más importante de todo, cuidando tu salud.

¿Tengo sobrepeso?

¡Quiero adelgazar!

Hay muchas tablas y fórmulas que sirven para calcular el peso ideal o el grado de exceso de peso, pero ¡ten cuidado! Con ellas se obtienen 'valores medios' que no tienen en cuenta tus características personales.

Así por ejemplo, nada tiene que ver el peso de una amiga o amigo de tu edad que tiene una constitución fina y poca altura con el de otro de igual edad, pero más alto y con más músculo. Lógicamente en el último caso el peso será mayor, pero esto no quiere decir que tenga sobrepeso. ¿Y sabes por qué? Porque hay sobrepeso u obesidad sólo cuando se tiene más grasa en el cuerpo de lo normal.

Por tanto, para valorar si te sobra o no peso se necesitan datos como tu edad, sexo, altura, constitución (delgada o fina, mediana o fuerte; según el tamaño y grosor de tus huesos), así como los kilos de grasa que tienes.

Si no sabes cual es tu situación, háblalo en familia y, en caso necesario, recurre a tu médico o a un dietista, ya que hay una diferencia muy grande entre "querer" adelgazar y "necesitarlo" realmente.

Ellos son quienes pueden y deben realizarte las mediciones oportunas (disponen de los aparatos necesarios) y quienes tomarán buena nota de otros datos que son indispensables para ayudarte a conseguir un peso saludable mediante un plan de alimentación que se ajuste a tus necesidades.

¿Cuál es mi peso ideal?

Lo primero que te ha de quedar claro es que el peso ideal NO es ni un objetivo ni un peso meta. Se trata más bien de un dato teórico o de libro que se toma como referencia en clínica y que ha de ser interpretado por expertos. ¿Sabes por qué?

  1. Hay que saber escoger la fórmula adecuada. Si calculas tu peso ideal con 2 ó 3 fórmulas distintas comprobarás como varía de una a otra hasta en 5 kilos o más. ¿No te parece demasiada diferencia?
  2. El peso ideal como único dato no dice nada. Nuestro cuerpo está formado por agua, grasa y por lo que se conoce como masa magra (incluye músculos, huesos y órganos: corazón, hígado, etc.). Los tejidos que más pesan del cuerpo son los que incluye la citada masa magra; es decir, huesos y músculos. Esto significa que, según tu composición corporal, aunque tu peso sea superior al ideal o al de la media, puede que NO necesites perder peso. Para entenderlo mejor, si por ejemplo eres alta o alto y con mucho músculo, pesarás más que otros chicos y chicas de tu edad. Y esto no quiere decir que te sobre algún que otro kilo, ya que sólo se considera que sobra peso cuando hay demasiada grasa en el cuerpo.

Entonces te preguntarás... ¿Cómo puedo saber si mi peso es adecuado? Por sentido común muchos de nosotros sabemos si nuestro peso está por debajo o por encima de lo deseable. Es cierto que puedes recurrir a algunas tablas y fórmulas regladas, pero... ¡Cuidado! ¡Tómalas sólo como una orientación!

En la sección de esta escuela llamada "Prevenir la obesidad" encontrarás un modelo. Además, te sugerimos que tengas en cuenta lo siguiente:

  • ¡No te guíes por las tallas de ropa! Seguro que has comprobado más de una vez en las tiendas que más te gustan, que según el pantalón o la falda que sea, a veces no entras o bien te sobran unos cuantos centímetros, aún siendo la misma talla. Las tallas dependen más del fabricante que de otra cosa... ¡Que no te engañen ni te engañes!
  • No te compares con otros chicos o chicas de tu edad. ¡Cada persona es un mundo!
  • Aunque a todos nos gustaría cambiar algo de nosotros mismos (menos cadera, más pecho, etc.). ¡Aprende a aceptarte tal y como eres y a valorar más tu aspecto físico! ¡Tú vales mucho!

¿Cómo adelgazar sin dejar de comer?

La única forma de perder esos kilos de más y no volver a recuperarlos es comer sano y hacer ejercicio. Seguro que esto lo has escuchado un millón de veces, pero es verdad. Es lo único que funciona. ¡Pon en práctica los siguientes consejos!

  1. Antes de nada, ¿Sabes como te alimentas? Compruébalo en el test "¿Sabes lo que comes?"
  2. ¡Sigue una dieta a tu medida! Piensa en aquello que falla en tu dieta y cámbialo ya. ¡Te ayudará a liberarte de esos kilos de más! Puede suceder que te alimentes bien pero... ¿Sigues bebiendo refrescos o comiendo chuches a menudo? Toma nota para que no se te olvide. ¡3 latas de refresco tienen unas 400 calorías! ¡Qué pasada!
  3. Huye de las dietas milagro ¡Te privan de los nutrientes y de la energía que necesitas para sentirte bien y estar activa o activo todo el día!
  4. ¡Y come de todo para que no te falte de nada! La solución está en esta página "Lo + en dietas, comer de todo un poco". Anímate y visítala.
  5. ¡Muévete más! Sube y baja escaleras, monta coreografías con tus colegas, no pares de bailar... ¡Disfrutarás mogollón!



MENÚ DE CONTENIDOS

CUÍDATE. Come sano, te sentirás mejor
¿Sabes lo que comes? | Lo más en dietas: comer de todo un poco | El desayuno: no te prives | ¡Vístete de verde! | 10 razones para comer pescado | Comida sin prisa... ¡Verás qué bueno! | ¿Te lo crees? | ¡Quiero adelgazar! | ¡Sal de marcha! |


ESCUELAS DEL CONSUMIDOR

Dejar de fumar | Escuela de espalda | Comprar vivienda | Reciclaje en el hogar | Seguridad alimentaria | Aprender a aprender | Prevenir la obesidad infantil


©Fundación Eroski

En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal

Subir