Portada > El desayuno: no te prives   Tamaño del texto a a a

El desayuno: no te prives

Suena el despertador y empieza un nuevo día: clases, deporte, inglés, dibujo, estudiar, quedar con tus amigos… Si quieres hacer todo eso, más te vale empezar el día con energía. ¡Un buen desayuno te pondrá las pilas hasta la hora de comer!

¿Por qué es tan importante?

El desayuno: no te prives

Después de diez horas sin comer nada, tu cuerpo necesita alimentarse. Pero no vale un vaso de leche o de zumo, necesita un desayuno en condiciones.
Sólo te costará 15 minutos y saldrás de casa con energía y mejor humor.

Las tres reglas básicas del desayuno

  1. Un buen desayuno es un desayuno variado.
  2. Tiene que incluir alimentos de, al menos, tres grupos:

    • Lácteos: leche, yogur, cuajada, quesos, etc. O alternativas como batido de soja. Toma el que más te guste, te aportará calcio y fósforo y vitaminas para rendir en clase.

    • Farináceos: es decir, pan en todas las versiones que se te ocurra y más, cereales de desayuno y galletas. Tienen hidratos de carbono que se transforman en glucosa, el "combustible" que tu cuerpo necesita a esas horas de la mañana.

    • Frutas: las frutas y los zumos que te apetezcan. Enriquecen tu desayuno en vitaminas y fibra. ¡Tu intestino funcionará como un reloj!

    • Otros alimentos: jamón serrano, jamón cocido, mantequilla, margarina, mermelada, azúcar, miel… ¡Para un desayuno súper completo y diferente!

  3. Tiene que ser diferente. ¿No te cansas de desayunar siempre lo mismo?
  4. 8:00 de la mañana. Después de la ducha el típico desayuno de leche con galletas o cereales encima de la mesa. ¡Qué aburrido! El hábito del desayuno es muy importante. Si no varías lo que comes te aburrirás y te irás a clase con un triste vaso de leche en el estómago. Mira lo que te proponemos, hay para todos los gustos.


    Desayunos dulces... Si eres más tradicional

    • Leche. Cereales, muesli, copos de avena. Zumo.

    • Yogur con frutos secos. Pan con algo dulce. Zumo.

    • Batido de leche o yogur con galletas o cereales. Zumo.

    • Leche. Galletas con chocolate o mermelada. Zumo.

    • Leche o yogur. Pan con mantequilla y mermelada, miel o azúcar. Fruta.

    • Leche o yogur. Bizcocho casero pintado de mermelada. Fruta.

    • Leche. Pan de frutos secos. Zumo.

    • Leche. Pan tostado con aceite y azúcar. Fruta.

    • Macedonia de frutas con yogur. Tostadas con mermelada.

    Desayunos salados... Si te atreves a cambiar

    • Pan untado con tomate y aceite. Queso.

    • Sándwich de jamón y queso. Fruta.

    • Leche. Pan. Huevo revuelto. Zumo.

    • Yogur o cuajada. Pan. Tortilla de quesito. Zumo.

    • Yogur o leche. Pan untado con aceite. Jamón o queso. Zumo o fruta.

    • Leche. Tortas de arroz. Queso, jamón o fiambres. Zumo.

  5. Sin abusar de la bollería
  6. Donut de chocolate, magdalenas, bollos de crema... ¿Desayunas esto cada día? La bollería no es la mejor opción para tu desayuno diario y es una tentación de la que no debes abusar.

    Prueba a sustituirlo por tostadas de pan con cereales o frutos secos, yogur, jamón, queso o galletas. ¡Están igual de buenos y son mucho más sanos!

[ cerrar ]


©Fundación Eroski
En CONSUMER.es EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal.

(Documento impreso desde http:// obesidadinfantil.consumer.es/web/es/14-18/desayuno/)