Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
BOLETINES Recibir | Cambiar
BUSCADOR
versión accesible    
  Tamaño del texto a a a  
Portada > Enséñale buenos hábitos > Apuesta segura: cereales, patatas, pasta y legumbres > ¿Por qué son indispensables?

ENSÉÑALE BUENOS HÁBITOS

APUESTA SEGURA: CEREALES, PASTA, PATATAS Y LEGUMBRES

¿Por qué son indispensables?

Hay muchas razones que tal vez desconozcas de por qué estos alimentos son indispensables en tu dieta y en la de toda tu familia.

En esta sección
¿Por qué son indispensables? [pág. 1]
¿Cuáles son las raciones recomendadas? [pág. 2]
¿Cómo introducir estos alimentos en la dieta? [pág. 3]
Salir de la rutina: recetas originales de cereales, pasta, patatas y legumbres [pág. 4]
   

Enviar   Enviar a otra persona Imprimir Imprimir

  • La primera: cereales, pasta, patatas y legumbres pertenecen al grupo de los alimentos llamados "farináceos", y es así como los vamos a llamar a partir de ahora. ¿Sabes qué tienen todos estos alimentos en común? Todos ellos son ricos en hidratos de carbono. Y más de la mitad de las calorías de tu dieta y de la de tus hijos e hijas, en concreto del 50 al 60%, ha de proceder de estos nutrientes ya que son el principal combustible del organismo, la "gasolina" que éste necesita para moverse, trabajar y pensar. Esto explica que los farináceos deben constituir la base de la alimentación.

  • La segunda: los farináceos están compuestos por más nutrientes de los que imaginas. Además de ser alimentos ricos en hidratos de carbono, apenas contienen grasa y aportan variedad de vitaminas del grupo B (B2, B3, B5, B9). Son ricos en fibra, principalmente los cereales integrales y las legumbres, y éstas últimas poseen también más variedad de minerales y más cantidad de proteínas.

  • La tercera: las proteínas de estos alimentos al ser de origen vegetal se consideran de baja calidad, a excepción de las que posee la soja. Pero hay un truco para conseguir mejorar la calidad de la proteína vegetal. ¿Sabes cuál es? El truco es el siguiente: si combinas las legumbres (garbanzos, lentejas, alubias, guisantes o habas) con cereales, como el arroz, el cuscús o la pasta, obtendrás un plato con proteínas tan completas como las presentes en la soja, la carne, el pescado o los huevos. Y si te preguntas para qué sirve esto, aquí tienes la respuesta: te sirve para sustituir semanalmente algunas raciones de carne, de pescado o de huevos por un buen plato de legumbres con cereales, con la garantía de que el nuevo plato es igualmente muy nutritivo.

  • La cuarta: el mito que afirma que las legumbres, la pasta, el arroz o el pan "engordan", está muy extendido. Pero ¿nos han dicho en qué se fundamenta esta idea? Es cierto que estos alimentos contienen una elevada cantidad de calorías en sí mismos, dada su particular composición nutritiva. Pero, ¿no crees que muchas veces los ingredientes que añadimos a estos alimentos son los que verdaderamente convierten el plato en una bomba de calorías? Piensa que aumentas más las calorías cuando añades queso o nata a la pasta, o chorizo y morcilla a las legumbres o al arroz. Esto explica que no tienes porque eliminar los farináceos de tu alimentación, aunque tal vez si que hayas de disminuir su consumo, o variar los ingredientes que estabas acostumbrado a añadir, que tal vez fueran muy calóricos.

  • La quinta: si la dieta no contiene cantidades suficientes de hidratos de carbono, tu organismo y el de tus hijos se ve obligado a obtener energía de otras fuentes, como grasas y proteínas acumuladas en el organismo. Si estos nutrientes se convierten en el combustible de vuestro organismo no pueden llevar a cabo sus verdaderas funciones, como por ejemplo envolver y proteger órganos vitales como el corazón y los riñones y regular el buen funcionamiento de las hormonas sexuales en el caso de las grasas, o servir de material para el crecimiento de los tejidos del cuerpo, en el caso de las proteínas.

Si la dieta de tus hijos e hijas posee cantidades suficientes de hidratos de carbono, habrás conseguido que den un importante paso adelante para llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada.



Pág. 1 de 4 ¿Cuáles son las raciones recomendadas? >


Boletines Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín
Ir a la portada de Obesidad Infantil     Ver las portadas de...


¡Sácale provecho a esta escuela!

Comer según la edad

¿Cómo se alimenta?

Buenos hábitos

Cocina con ellos

Para saberlo todo

Ver todo sobre Salud y psicología
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski