Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
BOLETINES Recibir | Cambiar
BUSCADOR
versión accesible    
  Tamaño del texto a a a  
Portada > Enséñale buenos hábitos > Comer fuera de casa > La fiesta de cumpleaños

ENSÉÑALE BUENOS HÁBITOS

COMER FUERA DE CASA

La fiesta de cumpleaños

En un día tan especial como es el cumpleaños de vuestro hijo o hija, suelen ser ellos los que eligen el lugar donde celebrar la fiesta, y es probable que opten por uno de comida rápida, tipo pizzería, hamburguesería o similar.

En esta sección
¿Sabes elegir el menú más equilibrado? [pág. 1]
Alternativas más sanas: pizza y bocadillos caseros [pág. 2]
La fiesta de cumpleaños [pág. 3]
   

Enviar   Enviar a otra persona Imprimir Imprimir

Los alimentos que se ofrecen en este tipo de establecimientos no tienen porqué suponer ningún problema para la salud siempre que su consumo no se convierta en un hábito, ya que por lo general los platos que ofrecen son concentrados en grasa saturada, colesterol, sal, aditivos y calorías. Por tanto, conviene que acudáis a estos establecimientos de forma esporádica para que así podáis inculcar a vuestros hijos unos hábitos de alimentación saludables.

Una alternativa puede ser preparar la fiesta en casa o en un establecimiento en el que tengáis la posibilidad de preparar vosotros la comida. Aunque es más fácil inclinarse por aperitivos de bolsa salados y dulces, se puede preparar una merienda sabrosa, divertida y saludable.

La presentación para abrir el apetito

El ambiente de la fiesta tiene que ser atractivo. Para ello podéis recortar círculos de varios tamaños de cartulina de colores que sirvan de posavasos y salvamanteles, comprar moldes, platos, servilletas, manteles y cubiertos con multitud de formas y colores diferentes, pensados especialmente para los niños, que llaman su atención y les puede abrir el apetito.

Sabrosos y originales aperitivos

En general, a los niños les gustan las comidas llenas de color, crujientes, que no estén calientes o piquen demasiado. Preparar con ellos unos aperitivos y unas bebidas distintas a los snack salados y dulces, y a los refrescos típicos de las fiestas de cumpleaños, no tiene porqué convertirse en un trabajo extraordinario ni complicado. Si elaboráis canapés con formas divertidas, colores llamativos y diferentes sabores, les van a resultar muy atractivos a los niños y no menos deliciosos y apetitosos. Los canapés cortados en forma de animalito, de triángulo o de círculo con diversos moldes resultan más atractivos que los típicos cuadrados.

No podéis olvidar la tarta de cumpleaños; es indispensable en cualquier fiesta de cumpleaños. Las tartas dulces que incluyen frutas de la temporada y que se combinan con crema de chocolate, nata, crema pastelera o culis de frutas, son un postre perfecto. Y si queréis ofrecer algo más ligero, las macedonias de fruta, con frutos secos y natilla o yogur, los batidos de fruta con yogur, leche y galletas acompañados de pajitas de colores, o los helados elaborados con zumos de frutas, también les puede resultar gustoso.

Al estar en compañía de sus amigos y amigas, es probable que los niños prueben alimentos o combinaciones de éstos a los que no están acostumbrados, y hay más posibilidades de que les gusten.

Aprovecha la ocasión para preguntar a los peques cuál ha sido el canapé que más les ha gustado, para poder ofrecérselo de nuevo.

Variedad de aperitivos

  • Barcos de gelatina: Es muy divertido preparar barcos de gelatina y a los niños les encanta. Corta varias naranjas por la mitad, exprime el zumo y quítale la pulpa que queda para conseguir una "cáscara" limpia. Prepara la mezcla de la gelatina y viértela en las cáscaras. Déjalas en la nevera hasta que cuajen. Corta las cáscaras llenas por la mitad con cuidado e inserta un palillo con vela. ¡Deliciosos y originales barcos de vela!
  • Sándwich pez: Prepara sándwich de atún con un poco de mayonesa. Córtalos en forma de pez, poniendo ojitos con una uva pasa.
  • Empanada gallega, que puede ser simplemente con el relleno a base de vegetales o con atún, jamón cocido, serrano, etc.
  • Sándwich con variedad de rellenos, cortados con formas divertidas:
    • Con pan inglés bien compacto untado con queso, rodajas de tomate, hoja de lechuga, jamón, queso y el pan untado de mayonesa.
    • Queso y manzana; queso y zanahoria rallada; queso y apio picado.
    • Huevo duro y jamón cocido o serrano; huevo duro y anchoas; huevo duro, lechuga y tomate.
    • Pollo hervido picado, apio y nueces; pollo y aceitunas.
    • Con rellenos dulces: de mermelada, crema de cacahuetes o crema de cacao...
    • Unta un poco de mantequilla en la parte superior y esparce encima fideos de colores.

Variedad de bebidas y postres

  • Helados con varios adornos: almendras molidas, chocolate rallado, fideos multicolor... Y salsas (de chocolate, caramelo, etc.).
  • Bebidas "psicodélicas": congela zumos de diferentes sabores y colores en bandejas de hielo. Llénalas sólo hasta la mitad para que quepan los zumos de frutas y decóralos con una rodaja de naranja, de mandarina o una cereza confitada. Prepara zumos de diversos sabores (de naranja, licuado de fresa, de manzana y zanahoria...) y algún que otro refresco y añade un hielo en cada vaso. Resulta muy vistoso.

Tal vez no es el sabor, ni el olor, ni el tipo de alimento, sino que a veces los niños no quieren probar bocado de lo que se les da, sólo quieren comer pizza, patatas fritas, dulces y todas las golosinas... Por esta razón es tan trascendental que los padres les preparéis a los pequeños nuevos platos que les agraden no sólo por el gusto, sino también por la vista. Pensad que los gustos de los niños son mucho más sencillos que los de las personas mayores; casi siempre prefieren las comidas simples, cuyos ingredientes sean fáciles de identificar. Sin embargo, la originalidad y la diversidad en la comida nunca están de más. Y cualquier momento, como la fiesta de cumpleaños, puede ser una buena oportunidad que tenéis que aprovechar.

Los niños y adolescentes no deberían asociar el acudir a restaurantes de comida rápida tipo pizzería, hamburgueserías y similares, con celebraciones y ocasiones especiales, ya que de este modo creen que es algo bueno y valioso con lo que se les premia. Es importante que les hagáis ver que existen muchas otras posibilidades y formas diferentes de preparar un cumpleaños o cualquier otra fiesta, que además de ser mejores y más sanas para ellos, pueden ser igual de divertidas, sobre todo si la fiesta y la merienda se organiza entre toda la familia.



< Alternativas más sanas: pizza y bocadillos caseros Pág. 3 de 3


Boletines Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín
Ir a la portada de Obesidad Infantil     Ver las portadas de...


¡Sácale provecho a esta escuela!

Comer según la edad

¿Cómo se alimenta?

Buenos hábitos

Cocina con ellos

Para saberlo todo

Ver todo sobre Salud y psicología
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski