Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
BOLETINES Recibir | Cambiar
BUSCADOR
versión accesible    
  Tamaño del texto a a a  
Portada > Enséñale buenos hábitos > Imprescindible: un buen desayuno > Alternativas a la bollería industrial: desayunos dulces y salados

ENSÉÑALE BUENOS HÁBITOS

IMPRESCINDIBLE: UN BUEN DESAYUNO

Alternativas a la bollería industrial: desayunos dulces y salados

Es difícil resistirse a un bollo, croissant, pan de leche o magdalena; si bien, la bollería es una tentación de la que no conviene abusar. Y para evitar que sea habitual en la alimentación de tus hijos o hijas no les ofrezcas con frecuencia bollería como alternativa a alimentos más sanos y nutritivos como lácteos, bocadillos, sándwich, repostería casera, frutos secos, frutas, batidos, zumos…

En esta sección
¿Por qué debe desayunar todos los días? [pág. 1]
¿Cómo es un buen desayuno? [pág. 2]
No quiere desayunar ¿qué hago? [pág. 3]
Alternativas a la bollería industrial: desayunos dulces y salados [pág. 3]
   

Enviar   Enviar a otra persona Imprimir Imprimir

Para que el desayuno no le resulte aburrido al niño, dispón siempre de una despensa surtida con panes variados (de cereales, con frutos secos, de molde…), galletas, cereales de desayuno, mermelada, miel, mantequilla o margarina, jamón, fiambres, queso, yogures, leche… Así, si el niño cambia de apetencia puedes improvisar un desayuno a su gusto. También puedes dedicar unos minutos a la semana a elaborar repostería casera fácil de hacer, como bizcochos, magdalenas o galletas. ¡Deja que tu hijo colabore!

Desayunos dulces y salados: para todos los gustos

Si combinas alimentos de los distintos grupos puedes preparar desayunos para todos los gustos, con un denominador común: saludables y equilibrados.



Disfruta de desayunos dulces...

  • Leche. Cereales, muesli, copos de avena. Zumo.
  • Yogur con frutos secos. Pan con algo dulce. Zumo.
  • Yogur o cuajada. Cereales o muesli. Macedonia de fruta.
  • Batido de leche o yogur con galletas o cereales. Zumo.
  • Leche. Galletas con chocolate o mermelada. Zumo.
  • Leche o yogur. Pan con mantequilla y mermelada, miel o azúcar. Fruta.
  • Leche o yogur. Bizcocho casero pintado de mermelada. Fruta.
  • Leche. Pan de frutos secos. Zumo.
  • Leche. Pan tostado con aceite y azúcar. Fruta.
  • Macedonia de frutas con yogur. Tostadas con mermelada.

Atrévete con desayunos salados...

Quizá haya más costumbre de tomar un desayuno dulce, tal vez sea así porque es a lo que estamos más acostumbrados. Tu hijo puede tener otras preferencias; no le limites las numerosas posibilidades que existen de combinar alimentos y degustarlos, por ejemplo, un sabroso y nutritivo desayuno salado.

  • Leche. Pan con mantequilla. Fruta.
  • Pan untado con tomate y aceite. Queso.
  • Sándwich de jamón y queso. Fruta.
  • Leche. Pan. Huevo revuelto. Zumo.
  • Yogur o cuajada. Pan. Tortilla de quesito. Zumo.
  • Yogur o leche. Pan untado con aceite. Jamón o queso. Zumo o fruta.
  • Leche. Tortas de arroz. Queso, jamón o fiambres. Zumo.


< No quiere desayunar ¿qué hago? Pág. 4 de 4


Boletines Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín
Ir a la portada de Obesidad Infantil     Ver las portadas de...


¡Sácale provecho a esta escuela!

Comer según la edad

¿Cómo se alimenta?

Buenos hábitos

Cocina con ellos

Para saberlo todo

Ver todo sobre Salud y psicología
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski