Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
BOLETINES Recibir | Cambiar
BUSCADOR
versión accesible    
  Tamaño del texto a a a  
Portada > Enséñale buenos hábitos > Niños y adolescentes > Tienen fobias a ciertos alimentos

ENSÉÑALE BUENOS HÁBITOS

NIÑOS Y ADOLESCENTES

Qué hago cuando: tienen fobias a ciertos alimentos

Tener fobia a un alimento no es el típico 'no me gusta' que todos hemos oído y pronunciado alguna vez, tampoco es el rechazo de un determinado plato debido a la preferencia por determinados alimentos-capricho. Hablamos de fobia cuando el posible consumo de un alimento ocasiona fuerte ansiedad, rechazo compulsivo, casi reflejo, irracional. Es algo así como lo que muchas personas sienten hacia los reptiles.

En esta sección
No para de comer [pág. 1]
Sólo come lo que quiere [pág. 2]
Le falta voluntad [pág. 3]
Miedo a ser mayor [pág. 4]
Fobias alimenticias [pág. 5]
Come en casa o en el comedor, lo recoge la abuela y vuelve a comer [pág. 6]
Pica a todas horas [pág. 7]
Quiere y tiene los regalitos de los Fast food [pág. 8]
Se atiborra a bollos y chuches [pág. 9]
Pide dulces porque ve a sus amigos [pág. 10]
Come demasiada carne [pág. 11]
Desayuna demasiado [pág. 12]
Pide dinero y se lo gasta en productos 'poco saludables' [pág. 13]
Pide refrescos y no agua en las comidas [pág. 14]
No hay quien le mueva [pág. 15]
   

Enviar   Enviar a otra persona Imprimir Imprimir

Por alguna razón ese alimento se asocia en el cerebro de quien padece la fobia a la sensación de un importante peligro. Experiencias de atragantamiento, fantasías terroríficas infantiles ya olvidadas que se dieron al unísono de su primer consumo, asociación de su ingesta con momento de crisis familiar o individual, o factores biológicos más o menos unipersonales que causan dificultades en su ingestión, son algunas de las causas que pueden estar detrás del inicio de estas fobias.

Cuanto más insistáis en que vuestro niño supere estos miedos más podéis potenciarlos, especialmente si lo hacéis con amenazas, o con cualquier actitud que vuelva a asociar ese alimento a una situación desagradable y tensa.

Más prudente y eficaz será que actuéis así:

  • Dejad el alimento de que se trate a la vista del niño, día tras día, sin la más mínima invitación a que lo consuma.
  • Incluid en su dieta otros alimentos distintos pero que incluyan los nutrientes que no absorbe debido a su fobia.
  • Consumid vosotros mismos ese alimento con toda naturalidad.

Con éstas elementales reglas os evitaréis y les evitaréis muchos malos ratos, su alimentación será correcta, y muchas fobias remitirán con el tiempo.



< Miedo a ser mayor Pág. 5 de 15 Come en casa o en el comedor, lo recoge la abuela y vuelve a comer >


Boletines Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín
Ir a la portada de Obesidad Infantil     Ver las portadas de...


¡Sácale provecho a esta escuela!

Comer según la edad

¿Cómo se alimenta?

Buenos hábitos

Cocina con ellos

Para saberlo todo

Ver todo sobre Salud y psicología
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski