Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
BOLETINES Recibir | Cambiar
BUSCADOR
versión accesible    
  Tamaño del texto a a a  
Portada > Enséñale buenos hábitos > Cuando el problema está en los padres > Compensar la ausencia dándole lo que más le gusta

ENSÉÑALE BUENOS HÁBITOS

CUANDO EL PROBLEMA ESTÁ EN LOS PADRES

Compensar la ausencia dándole lo que más le gusta

No son infrecuentes los casos de padres y madres que dan a sus hijos, de forma habitual, los alimentos que más les satisfacen a éstos como forma de tenerles contentos ante la dificultad de atenderles correctamente en algunas de sus otras necesidades: ayudarles con los deberes escolares, jugar con ellos, escucharles en sus pequeños-grandes problemas, disciplinarles en multitud de aspectos de la vida...

En esta sección
Padres sobreprotectores [pág. 1]
Padres obsesionados por el peso [pág. 2]
Premios y castigos con la comida [pág. 3]
Compensar la ausencia dándole lo que más le gusta [pág. 4]
Sobre medios de información y alimentos de marca [pág. 5]
Hábitos insanos de alimentación [pág. 6]
Cada semana de fast food [pág. 7]
Cantidades exageradas para su edad: ¡No sé cuánto es mucho! [pág. 8]
Cenas rápidas y calóricas [pág. 9]
   

Enviar   Enviar a otra persona Imprimir Imprimir

En este contexto te invitamos a hacer la siguiente reflexión: ¿les dedicas el tiempo que necesitan? ¿Tus responsabilidades te impiden pasar con ellos el tiempo necesario? Quizás sea el trabajo, o que has de invertir tu tiempo en otros familiares que también necesitan de tu atención... Sea cual sea el motivo, es importante que tengas en cuenta que tus hijos, especialmente a medida que van cumpliendo años, necesitan recibir por tu parte, básicamente los siguientes aspectos que no tienen una relación directa con la cantidad de tiempo que pasas con ellos:

  • Valoración. Valora siempre lo que hacen y cómo son.
  • Seguridad material y cuidados físicos adecuados.
  • Seguridad afectiva. Es decir, debes procurar que se sientan queridos pase lo que pase, sean como sean.

Lo que se intenta explicar es que mientras que organizas la vida para poder estar con ellos el tiempo apropiado, puedes darles valoración y ternura incondicional; un "alimento" imprescindible del que se puede abusar tanto como se quiera. En la práctica profesional los psicólogos observamos que más que tiempo lo que suele faltar en la relación padres e hijos es "calidad" del tiempo en común.



< Premios y castigos con la comida Pág. 4 de 9 Sobre medios de información y alimentos de marca >


Boletines Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín
Ir a la portada de Obesidad Infantil     Ver las portadas de...


¡Sácale provecho a esta escuela!

Comer según la edad

¿Cómo se alimenta?

Buenos hábitos

Cocina con ellos

Para saberlo todo

Ver todo sobre Salud y psicología
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski