ENSÉÑALE BUENOS HÁBITOS

EN LA VARIEDAD ESTÁ EL GUSTO

No todos los alimentos son iguales

Los niños y niñas están en constante crecimiento y desarrollo. Para gozar de buena salud, su organismo necesita todos los nutrientes en una proporción superior si lo comparamos con lo que necesita una persona adulta. Los nutrientes son componentes químicos de los alimentos que desempeñan funciones muy concretas en nuestro organismo. ¿Los conoces? Son los hidratos de carbono, las proteínas, las grasas, las vitaminas, los minerales y el agua.

Pero ¿sabías que ningún alimento contiene todos los nutrientes que el organismo requiere en las proporciones adecuadas? Los nutrientes están distribuidos de manera desigual en los alimentos, aunque hay alimentos con una composición química muy parecida. Unos son ricos en hidratos de carbono (cereales, legumbres, patata...), otros en proteínas (carnes, pescados, huevos, lácteos...), otros en grasas (aceites, mantequilla, margarina...), y los hay muy ricos en vitaminas, minerales, fibra y agua (frutas, hortalizas y verduras).

Lo curioso es que cada nutriente desempeña funciones muy concretas en nuestro organismo: unos se transforman en energía, unos son más necesarios para que los músculos y los órganos crezcan y se desarrollen, otros nutrientes sirven para transportar vitaminas o para conducir el oxígeno desde los pulmones hacia todas las células o las neuronas.

Y lo mejor de todo es saber que la combinación de todos y cada uno de los nutrientes, en las cantidades que necesitamos cada uno de nosotros, es lo que garantiza que nuestro organismo desarrolle todas sus capacidades en armonía y en perfectas condiciones.

Como ves, una alimentación variada te da la posibilidad y la garantía de encontrar un alimento que aporte el mismo valor nutritivo que otro (o muy parecido), y que responda a tu gusto, al gusto del niño o de quien lo consuma. Además, si varías la alimentación estás educando a toda tu familia en hábitos alimentarios saludables y tú sabes que la educación alimentaria es una herramienta fundamental que ayuda a evitar enfermedades, tanto en niños como en personas adultas.

¡Y no lo olvides! Una niña o un niño bien alimentado y bien nutrido posee más energía, fuerza, vitalidad y ánimo para aprender y ser más activo. Además, una dieta variada os va a resultar a vosotros, padres y madres, y también a vuestros hijos e hijas, sorprendente, más apetecible, menos aburrida, más sabrosa y más divertida.



[ cerrar ]


©Fundación Eroski
En CONSUMER.es EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal.

(Documento impreso desde http://obesidadinfantil.consumer.es/web/es/variedad/1.php)