Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
BOLETINES Recibir | Cambiar
BUSCADOR
versión accesible    
  Tamaño del texto a a a  
Portada > Cocina con ellos > ¡Disfruta la verdura!

COCINA CON ELLOS

CÓMO COCINAR CON LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES

¡Disfruta la verdura!

Fomentar unos hábitos de alimentación adecuados en tus hijos e hijas implica tu participación activa, a lo que hay que sumar mucha convicción, un poquito de imaginación, y por supuesto, que no falte la paciencia y el cariño. Recuerda que lo que viven en casa marca su aprendizaje, puesto que los más pequeños aprenden por imitación.

En esta sección
Cómo cocinar con los niños y adolescentes [pág. 1]
¡Disfruta la fruta! [pág. 2]
¡Disfruta la verdura! [pág. 3]
¡Al rico pescado! [pág. 4]
   

Enviar   Enviar a otra persona Imprimir Imprimir

¡Descubre la verdura!

  • Deja que tus hijos te ayuden en la cocina
  • Ellos pueden partir la lechuga con formas fantásticas (mariposas, nubes...), o convertir un tomate y unas rodajas de pepino en una carroza. Las ensaladas y pizzas también dan mucho juego. Podéis utilizar diferentes verduras para dibujar caras, paisajes, animales...

  • Combínalas con otros alimentos
  • Emplea pequeñas cantidades de hortalizas picadas finamente o ralladas para mezclar con la carne picada o con los guisos de carne o pescado o bien para espesar sopas...

  • ¿Has probado con postres de verdura? Una dulce tentación
  • Prepara con ellos postres dulces con hortalizas (tarta de zanahoria, bocaditos de calabaza...).

  • Descubre los flanes de verduras
  • Son una manera divertida y original para que los más pequeños prueben distintos sabores y se familiaricen con el gusto propio de cada alimento. Pueden servirse fríos o calientes, según la estación del año, y permiten incluir prácticamente cualquier tipo de verdura, además de cereales, legumbres, queso, pescados, carnes… Haciendo más divertidos y vistosos los platos. Y te aseguras de que los tuyos están tomando un plato muy completo, ya que contienen huevo, lácteos y, por supuesto, verduras (acelga, achicoria, espinacas, calabacín, berenjena, judías verdes…). Algunos ejemplos: flan de calabaza, de gambas y espárragos, de puerros y palitos de cangrejo...

  • Divertidas brochetas vegetales
  • Anima a los más pequeños a participar en su preparación. Que sean ellos mismos los que hagan distintas combinaciones y dispongan la brocheta que luego se van a comer. Con cada brocheta se puede jugar con diferentes formas de cocinado: a la plancha, al horno, frita, rebozada, etc. Puedes usar unos ingredientes u otros, según te apetezca, para obtener un resultado apetitoso. Algunos ejemplos: brochetas de carne o pescado con champiñones, pimiento verde y rojo, tomates cherry, calabacín, berenjena, mazorquitas de maíz...

  • Pizzas caseras
  • El contenido de energía y nutrientes de las pizzas varía según sus ingredientes; carne, pescado, queso, vegetales... En cualquier caso, las caseras son más recomendables ya que de esta forma conoces la "calidad" y la "cantidad" de los ingredientes. Si incluyes en la pizza ingredientes como queso suave, jamón o fiambres de ave, atún, tomate, además de diversas hortalizas o verduras tales como ruedas de tomate, cebolla, pimiento, champiñones, alcachofas, calabacín, berenjena, etc., una porción de pizza resulta de lo más completa.

  • Lasañas y canelones "vegetarianos"
  • No te va a resultar nada difícil incluir variedad de verduras y hortalizas, si las presentas combinadas con pasta. Partidas en láminas o en trozos bien pequeños, rehogadas y mezcladas con esmero con la carne picada o el pescado desmenuzado, le dan un toque diferente y jugoso a la receta, un sabor original, que permite que tus hijos se vayan acostumbrando a nuevos sabores. Con la ventaja de que el plato que prepara mamá o papá en casa es el mejor. Algunos ejemplos: lasaña rellena de pollo con setas y espárragos trigueros, lasaña de carne y pisto, canelones de espinacas y carne picada, etc.

  • Tortillas con verduras
  • Platos tan comunes como las tortillas pueden ser un recurso fácil para que incluyas distintas verduras en el menú familiar. Algunos ejemplos: tortilla de espárragos, de espinacas y gambas, de calabacín y queso, etc.

< ¡Disfruta la fruta! Pág. 3 de 4 ¡Al rico pescado! >


Boletines Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín
Ir a la portada de Obesidad Infantil     Ver las portadas de...


¡Sácale provecho a esta escuela!

Comer según la edad

¿Cómo se alimenta?

Buenos hábitos

Cocina con ellos

Para saberlo todo

Ver todo sobre Salud y psicología
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski