Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
BOLETINES Recibir | Cambiar
BUSCADOR
versión accesible    
  Tamaño del texto a a a  
Portada > Enséñale buenos hábitos > Comer fuera de casa > Alternativas más sanas: pizza y bocadillos caseros

ENSÉÑALE BUENOS HÁBITOS

COMER FUERA DE CASA

Alternativas más sanas: pizza y bocadillos caseros

Las pizzas y los bocadillos son algunos de los platos que casi con toda la seguridad vuestros hijos comen sin problema. Y tal vez para vosotros también sean vuestros platos favoritos. De hecho, los restaurantes preferidos por los niños son los que ofertan este tipo de alimentos. Acudir a estos establecimientos no supone ningún problema para la salud, siempre y cuando no lo convirtáis en un hábito ni este tipo de comidas que ofrecen sustituyan a otros alimentos básicos.

En esta sección
¿Sabes elegir el menú más equilibrado? [pág. 1]
Alternativas más sanas: pizza y bocadillos caseros [pág. 2]
La fiesta de cumpleaños [pág. 3]
   

Enviar   Enviar a otra persona Imprimir Imprimir

Pizzas, mejor si son caseras

¿Sabéis lo fácil que resulta preparar una sabrosa pizza en casa? ¿Lo saben vuestros hijos? Si ya lo habéis probado seguro que os gustan más las pizzas caseras que las que se venden, y si no lo habéis hecho... ¡No esperéis más!

Podéis pedir a vuestros hijos que colaboren con vosotros en la preparación de la pizza, eligiendo los alimentos juntos para que vean cuáles son los más adecuados y se sorprendan al observar que muchos de ellos son verduras y pescados.

¿Y que nutrientes nos aporta la pizza? Su contenido nutricional varía según sus ingredientes -carne, pescado, queso, o vegetales- Pero, en todo caso, las caseras son más recomendables ya que de esta forma podéis estar seguros de la "calidad" y "cantidad" de los ingredientes. Si incluís en la pizza ingredientes como queso menos graso, jamón serrano o cocido, fiambre de pollo, pavo o atún, tomate triturado, además de diversas hortalizas o verduras como ruedas de tomate, cebolla, pimiento, champiñones, alcachofas, etc.; una porción de pizza resulta de lo más nutritiva, sin necesidad de añadir nada más a la comida, salvo una ensalada como entrante y de postre, una fruta o un lácteo sencillo como el yogur. Pero, por muy nutritiva que sea la pizza casera, no conviene que la conviertas en un plato habitual... ¡No olvides que hay otros alimentos nutritivos que los niños tienen que tomar cada día!

Algunas sugerencias

  • Pizza de atún con aceitunas y pimientos rojos
  • Pizza florentina elaborada con espinacas, champiñones y huevo
  • Pizza cuatro estaciones, que cuenta con jamón, anchoas y rodajas de tomate entre sus ingredientes.

Y si queréis más ideas no olvidéis pasar por la sección de esta Escuela titulada "Cocina con ellos".

Originales bocadillos caseros

Los bocadillos caseros también son una buena opción para prepararlos entre todos y para que los toméis en la merienda o en la cena. Si vuestros hijos o hijas lo compran fuera de casa es fácil que opten por bocadillos más grasientos elaborados con panceta, queso, mayonesa… Sin embargo, si lo preparáis en casa conoceréis sus ingredientes y los podréis combinar a vuestro gusto, y elaborar así una alternativa más saludable. De este modo ellos comen un alimento que les encanta y vosotros sabéis que sus ingredientes son los adecuados.

De todos modos, comer un bocadillo casero no siempre implica que sea una opción sana y ligera. El chorizo, salchichón, mortadela u otros embutidos suelen ser los alimentos más empleados para poner entre pan y pan. Estos alimentos contienen una buena cantidad de grasa saturada, cuyo exceso contribuye a aumentar los niveles de colesterol sanguíneo, y su contenido en calorías es bastante alto. Abusar de ellos, es decir, que tus hijos los coman cada día, e incluso varias veces al día -en almuerzos y meriendas, o en la cena-, puede hacer que ganen más peso de lo normal, o incluso que ya de niños tengan colesterol alto.

Algunas ideas para que preparéis bocadillos más saludables pueden ser que los elaboréis con jamón serrano, jamón york o fiambre de pavo o pollo, y no siempre con embutido. También podéis utilizar quesos menos grasos, atún, palitos de pescado o sardinas. ¿Qué os parece si los hacéis vegetales? Para ello, les podéis añadir lechuga, tomate, pimiento, cebolla o zanahoria... También podríais preparar bocadillos templados para la cena en los que introduzcas verduras y hortalizas asadas o a la plancha como pimientos, berenjena, calabacín, zanahoria o cebolla, combinados entre sí, o con tortilla, queso, jamón... Cualquier alimento combina muy bien con las verduras. ¿No os parece?

Si vuestros hijos comprueban que es posible preparar en casa estos alimentos, no echarán tanto en falta el comerlos fuera, de modo que en parte, evitarán los perjuicios que produce comer con frecuencia la popular comida basura.



< ¿Sabes elegir el menú más equilibrado? Pág. 2 de 3 La fiesta de cumpleaños >


Boletines Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín
Ir a la portada de Obesidad Infantil     Ver las portadas de...


¡Sácale provecho a esta escuela!

Comer según la edad

¿Cómo se alimenta?

Buenos hábitos

Cocina con ellos

Para saberlo todo

Ver todo sobre Salud y psicología
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski