Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
BOLETINES Recibir | Cambiar
BUSCADOR
versión accesible    
  Tamaño del texto a a a  
Portada > Enséñale buenos hábitos > Niños y adolescentes > Padres obsesionados por el peso

ENSÉÑALE BUENOS HÁBITOS

CUANDO EL PROBLEMA ESTÁ EN LOS PADRES

Padres obsesionados por el peso

Médicos y psicólogos, especializados en temas de alimentación, estamos acostumbrados a ver multitud de padres y madres auténticamente obsesionados por el peso y la alimentación de sus hijos. Se trata de personas continuamente vigilantes de lo que comen o dejan de comer sus retoños, angustiados por el exceso de peso, o por la falta de un peso suficiente en sus hijos, angustiados ante la idea de que puedan estar mal alimentados.

En esta sección
Padres sobreprotectores [pág. 1]
Padres obsesionados por el peso [pág. 2]
Premios y castigos con la comida [pág. 3]
Compensar la ausencia dándole lo que más le gusta [pág. 4]
Sobre medios de información y alimentos de marca [pág. 5]
Hábitos insanos de alimentación [pág. 6]
Cada semana de fast food [pág. 7]
Cantidades exageradas para su edad: ¡No sé cuánto es mucho! [pág. 8]
Cenas rápidas y calóricas [pág. 9]
   

Enviar   Enviar a otra persona Imprimir Imprimir

En definitiva, preocupados tanto por la salud de sus pequeños como por la posibilidad de no estar haciendo bien su papel de padres. Si te sientes identificado con alguna de estas situaciones, te puede servir de ayuda conocer las causas que pueden provocar esta conducta:

  • Miedo no consciente a repetir con tus hijos la desatención de que fuiste víctima por parte de tus padres, y no sólo en cuanto a la alimentación se refiere.
  • Miedo a ver reproducido en tus vástagos el sufrimiento y la marginación que pasaste de niño por culpa de tu obesidad.
  • Miedo a la anorexia nerviosa y/o a la obesidad sobre la que advierten los medios de comunicación.
  • Miedo a ceder al deseo interno de "hacer la propia vida" y no dedicarte tanto a tus hijos.
  • Miedo a que tus hijos vayan creciendo y dejar de ser imprescindible como madre o padre.

Sí, miedo es la palabra clave en toda obsesión. Un miedo mal canalizado. Un miedo no resuelto. Un miedo que se amortigua, sólo de manera pasajera, demostrándose a si mismo que se está muy pendiente de esa necesidad básica pero no única que tienen los hijos, la alimentación.

Esta obsesión os puede llevar a mantener a vuestros hijos a dieta estricta desde pequeños
Idea Sana

Esta obsesión os puede llevar a mantener a vuestros hijos a dieta estricta desde pequeños, a ser muy rígidos en lo que a alimentación se refiere. Lamentablemente muchos de estos hijos, cuando llegan a la adolescencia, a modo de rebeldía, como forma de ir ensañando su propia forma de ser, como símbolo de su autonomía, adoptan formas de alimentación justo contrarias a las que sus obsesivos padres han pretendido inculcarles. El sentimiento de fracaso paterno está servido.

Nada que objetar a la trasmisión de buenas costumbres alimenticias, pero el obsesionarse con ellas nunca acaba bien. Si la obsesión por el peso es evidente e intensa es conveniente dar paso al profesional de la psicología para alivio inmediato de los padres y prevención de la respuesta negativa de los hijos.



< Padres sobreprotectores Pág. 2 de 9 Premios y castigos con la comida >


Boletines Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín
Ir a la portada de Obesidad Infantil     Ver las portadas de...


¡Sácale provecho a esta escuela!

Comer según la edad

¿Cómo se alimenta?

Buenos hábitos

Cocina con ellos

Para saberlo todo

Ver todo sobre Salud y psicología
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski