Alimentación
Bricolaje Economía doméstica Educación Medio Ambiente Motor N.Tecnologías Salud Seguridad alimen. Solidaridad Viajes  Vivienda 
CONSUMER EROSKI
BOLETINES Recibir | Cambiar
BUSCADOR
versión accesible    
  Tamaño del texto a a a  
Portada > Enséñale buenos hábitos > Cuando el problema está en los padres > Cantidades exageradas para su edad: ¡No sé cuanto es mucho!

ENSÉÑALE BUENOS HÁBITOS

CUANDO EL PROBLEMA ESTÁ EN LOS PADRES

Cantidades exageradas para su edad: ¡No sé cuánto es mucho!

En esta sección
Padres sobreprotectores [pág. 1]
Padres obsesionados por el peso [pág. 2]
Premios y castigos con la comida [pág. 3]
Compensar la ausencia dándole lo que más le gusta [pág. 4]
Sobre medios de información y alimentos de marca [pág. 5]
Hábitos insanos de alimentación [pág. 6]
Cada semana de fast food [pág. 7]
Cantidades exageradas para su edad: ¡No sé cuánto es mucho! [pág. 8]
Cenas rápidas y calóricas [pág. 9]
   

Enviar   Enviar a otra persona Imprimir Imprimir

¿Mito o desconocimiento?

  • ¿Niños rollizos, niños más sanos?
  • A pesar de que cada vez somos más conscientes de las ventajas que nos reporta una alimentación equilibrada, aún persisten algunas creencias erróneas en torno a este tema. Entre ellas, aunque con una afortunada tendencia a disminuir, se cuenta la de que un niño rollizo (obeso) es más sano que uno delgado. De hecho, muchos niños y niñas son sobre alimentados sistemáticamente en la infancia bajo esta creencia.

    No son pequeños adultos, su capacidad para digerir y nutrirse es distinta a la nuestra
    Idea Sana
  • ¡No sé cuanto es mucho!
  • En numerosas ocasiones no se conoce muy bien cuales son las cantidades de alimentos que se han de presentar a los hijos según su edad, por lo que se les ofrece cantidades exageradas o que superan lo que su organismo es capaz de quemar o asimilar. ¡Cuidado! No son pequeños adultos, su capacidad para digerir y nutrirse es distinta a la nuestra y podemos estar contribuyendo a que desarrollen exceso de peso, e incluso a que sean niños obesos. Los adultos debemos comprender que nuestras necesidades no son las mismas, ni en cuanto a cantidad ni en cuanto a horarios, que las de nuestros hijos e hijas. De hecho, las actividades que realizamos, así como las reservas que contiene nuestro cuerpo, nada tienen que ver con las del organismo de los niños.

  • Ofréceles cantidades adecuadas para su edad
El cuerpo hace ajustes fisiológicos cada día que se reflejan en la cantidad específica de energía y nutrientes que necesita. Esto depende de la edad, el sexo, el ritmo de crecimiento y desarrollo, así como del grado de actividad física, el cual varía mucho de unos niños a otros. Así que cuando leas las recomendaciones sobre la cantidad de alimentos que necesita tu hija o hijo para crecer y desarrollarse de manera adecuada, recuerda que lo que se busca es lograr que la dieta del día a día le aporte lo que su organismo necesita en un periodo de tiempo determinado.

En resumen, se trata de que en la familia tengáis hábitos alimentarios saludables, considerando que cada edad tiene sus especificaciones. Para conocer las cantidades que recomiendan los expertos a nivel general, puedes guiarte por las raciones que aparecen en la sección "Comer según la edad", y si aun así te encuentras con alguna dificultad, no olvides que existen profesionales y diversos recursos en los que apoyarte para conseguir que tu alimentación y la de los tuyos sea la más adecuada.



< Cada semana de fast food Pág. 8 de 9 Cenas rápidas y calóricas >


Boletines Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín
Ir a la portada de Obesidad Infantil     Ver las portadas de...


¡Sácale provecho a esta escuela!

Comer según la edad

¿Cómo se alimenta?

Buenos hábitos

Cocina con ellos

Para saberlo todo

Ver todo sobre Salud y psicología
Fundación EROSKI Accede a nuestra versión accesible y RSS  ¿Quieres saber quiénes somos? | Mapa web | Escríbenos
En CONSUMER EROSKI nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. ©Fundación Eroski